Generación 2022

Algunas formas inéditas

Serigrafías, con tintas de minio de plomo y corteza de pino sobre papel de algodón teñido con corteza de roble; y esculturas elaboradas con materiales diversos, como grafito, plomo y aceite sobre madera de pino, porcelana, cuero, hierro, algodón, cera de abeja y espermaceti de cachalote
Dimensiones variables

2022

En junio de 1965, Luis Seoane le escribía una carta a su socio Isaac Díaz Pardo desde el exilio en Buenos Aires en la que le explicaba que “existen formas gallegas inéditas que están en el paisaje” y añadía que “ahí están para quien sepa recogerlas”. Unas formas que se pueden percibir en el relieve, en las herramientas de los oficios o en la arquitectura vernácula y que encarnan la memoria háptica de un territorio, trazando una suerte de ósmosis entre identidad, pensamiento y conciencia colectiva.

La particularidad de los esgrafiados de Galicia es que constituyen unas soluciones ornamentales formalmente orgánicas que únicamente se encuentran en la arquitectura popular y no en la culta, como sí sucede en Castilla o en Cataluña. Desde el siglo xvi, los albañiles locales han sofisticado el enyesado de las fa- chadas, reinterpretando los ornamentos de las iglesias y catedrales de Santiago de Compostela, Orense o Lugo.

Bajo la perenne vocación de examinar, descodificar y re-encriptar el paisaje que percibimos, habitamos y transformamos, este proyecto toma la metodología de esos albañiles para intelectualizar, geometrizar y traer al presente esas formas inéditas de Galicia que señalaba Seoane, resignificadas ahora como vestigios desde los que construir un lenguaje, un glosario.

El artista presenta una serie de piezas elaboradas con materiales vinculados al territorio gallego, como corteza de pino y roble, cera de abeja, espermaceti de cachalote o minio de plomo, tratando de destilar la sofisticación en la austeridad, analizando cómo percibimos y habitamos el territorio y sintetizando el lenguaje escultórico que revisa las formas vernáculas.

Texto: 
Ignacio Cabrero

Fotos: 
Roberto Ruiz

Proyecto financiado por Fundación Montemadrid
Ganador en Generación 2022