Se pisa, arde y se eleva

Grafito y aceite sobre madera, hierro, cuero, escayola patinada con cera de abeja y resina de colofonia, concha de almeja molida y latón
120 x 40 x 40 cm
2020

Esta pieza se inspira formalmente en la arquitectura vernácula de Galicia, y en la jerarquía de la lareira, del hogar, dentro de la configuración de las casas-vivienda. La importancia de la lareira como cocina pero también como punto de reunión. Por ese motivo la pieza tiene forma de chimenea en su estructura metálica con un interior de madera que asciende verticalmente. En la trasera hay dos chapas de latón, el mismo material que el meridiano, representando el fuego.