La distancia cansada, la amenaza velada

Madera de pino carbonizada; pastel, grafito, betún de Judea y barniz sobre papel; carbón en polvo sobre madera de pino y plomo
100x70x20 cm
2013

En esta pieza vuelvo a utilizar mi propia escala como medida general, de forma que el límite superior de la instalación coincide con mi propia altura y ello provoca que el dibujo más alto de la pareja se sitúe frente a mis propios ojos. De la misma forma, el cuchillo de plomo reposa oblicuo a la altura a la que lo empuñaría y señala un recorrido que acaba golpeando una garganta. A su vez, la madera de pino forma parte del paisaje gallego y guarda una fuerte relación con el ritual funerario. Estableciendo una triada de materiales principales (madera, papel y plomo), la relación entre los elementos se vuelve más densa con el tratamiento que recibe cada uno de ellos: la madera es carbonizada, el papel es embetunado y el cuchillo es forjado en plomo volviéndose pesado y dúctil.