La caída

Grafito y aceite de linaza sobre madera de castaño, betún sobre madera de pino y herrajes
192x100x20 cm
2017

Esta pieza es una reducción formal de la cruz ortodoxa, cuyo travesaño oblicuo hace referencia a los dos crucificados junto a Cristo. Apuntando al cielo estaba el justo (o salvado) y apuntando al infierno estaba el injusto (o caído). Se eliminan las otras dos traviesas superiores para hacer hincapié en esa narración. El travesaño embetunado de pino queda atrapado entre dos maderas verticales de castaño que eran parte de una antigua cama, redundando en la idea del yacer paciente, y están unidas por un herraje de una antigua vía de tren.