Antropometría del lanzamiento de una piedra (o La sombra como sustrato)

Acero corten, carbón sobre madera, cordón y pizarra
100 x 180 x 12 cm
2014

Un aspecto perenne en mi trabajo es la aproximación a la antropometría y a las medidas de mi cuerpo como criterio constructivo y compositivo. Un criterio que nace de la idea de que el paisaje solo existe a través del ojo humano, ya que sin unos ojos que miren sólo pueden existir parajes. Y si el paisaje se construye a través de la mirada significa que sólo puedo observarlo y comprenderlo con respecto a mi propia escala, con respecto a mi propio cuerpo. La contemplación del paisaje es, por tanto, una experiencia encarnada que nos vuelve permeables al territorio. Así percibimos y medimos el mundo y de ese modo comenzamos a hacerlo aprehensible.