Close Sidebar
Search
...

Ahora no es pretérito todavía

Exposición individual.
FORMATOCOMODO (Madrid).
14 de septiembre – 17 de noviembre de 2017.

.
Texto:

Dentro de la programación de APERTURA 2017, Christian García Bello (A Coruña, 1986) presentara su segunda exposición individual en FORMATOCOMODO titulada Ahora no es pretérito todavía, y en ella muestra su nuevo cuerpo de trabajo en torno al individuo y su propia escala temporal y espacial. La exposición tiene como punto de partida el anhelo del hombre hacia lo imperecedero, y para ello toma como punto de partida el Estudio filosófico del tiempo recogido en las Confesiones de San Agustín de Hipona y su definición del mismo, poniendo al hombre y su percepción en el centro del tablero. A partir de ahí, García Bello trabaja con conceptos como la temperatura, la conservación y la pátina desde la escultura y el dibujo a través de una estrategia voluntariamente ascética y austera.

Hoja de sala:

[ES · PDF]

Críticas y reseñas:

Miradas IV

Centro Torrente Ballester
Ferrol, A Coruña (España)
9 junio – 9 septiembre 2017

.

Miradas IV es un proyecto que nace como memoria y como presente, con un ojo en el retrovisor y otro en objetivos nuevos, en otros nombres y circunstancias en otras posibilidades. El ojo en el retrovisor mira y evoca el ciclo de exposiciones Miradas virxes, que protagonizó parte de la oferta expositiva del Centro Torrente Ballester en los primeros años del siglo XXI. Hoy la realidad que dio fruto a aquel conjunto de exposiciones individuales es bien distinta, seguramente menos eufórica, menos ilusionada, pero igualmente preparada y seguramente más exigida, en tanto que menos apoyada y con menos expectativas. Manuel Eirís, Christian García Bello, Alejandra Pombo e Damián Ucieda son algunos de los más destacados representantes de esta otra generación, cuatro nuevas miradas en cuatro pequeñas muestras individuales entrelazadas en una exposición colectiva.

.
Artistas:

Alejandra Pombo, Manuel Eirís, Christian García Bello y Damián Ucieda.

Comisario:

David Barro

Producción:

DARDO

Organización:

Concello de Ferrol

Fotografía:

White Dog Studio

Como tizón quemado

Exposición individual.
CGAC (Santiago de Compostela, España).
Marzo — Diciembre de 2015

.

Carbon y grafito sobre madera, cuerda, metal y sayal.
Instalación.
2015

.
Comisario:

Alberto Carton.

Hoja de sala:

[PDF]

Más información:

+

Fotografía:

Manuel G. Vicente

Nada, quietud, olas

440x1000x40 cm
Madera de iroco expuesta a la intemperie y placas de mármol blanco de Macael grabadas en bajorrelieve.
2016

.
Descripción:

Nada, quietud, olas continúa el cuerpo de trabajo que he desarrollado durante los últimos años desde la escultura –abordando siempre temáticas alrededor del paisaje, el individuo y su escala– pero esta vez adaptándose al espacio público y urbano.

Para ello, he tomado como punto de partida la historia de la zona de O Parrote (A Coruña) y en concreto los antiguos varaderos del lugar.

Del concepto varadero (entendido como espacio donde un barco abandona el mar, trepa un desnivel, sufre los trabajos de arreglo y es devuelto al mar) me interesan las ideas de ascensión/descensión, de entrada/salida, de mar/tierra/mar y, por tanto, de muerte/resurrección.

En el desarrollo conceptual del trabajo decidí construir un varadero esencial, utilizando para ello los mínimos elementos posibles y eliminando todo aquello que fuese superfluo. Cada una de las tres estructuras de la pieza consta de dos vigas paralelas apoyadas sobre otra transversal que actúa como altar y generadora de desnivel. La escala de cada estructura es ligeramente superior a la humana pero deliberadamente inferior a la naval. El trío de estructuras que conforma la pieza incide en la idea de repetición asociada a lo ritual.

En la instalación final, las tres estructuras de madera de iroco, se completan con tres placas de mármol blanco de Macael grabadas con tres palabras —nada, quietud y olas— en referencia a un verso del poema Mares de Juan Ramón Jiménez.

Siento que el barco mío
ha tropezado, allá en el fondo,
con algo grande.
¡Y nada
sucede! Nada… Quietud… Olas….
—¿Nada sucede; o es que ha sucedido todo,
y estamos ya, tranquilos, en lo nuevo?—

La instalación queda emplazada en un espacio de la explanada que permite su orientación a la puesta de sol, permitiendo también romper oblicuamente con las geometrías ortogonales de la arquitectura del propio paseo.

Paciencia y barajar

Exposición individual.
FORMATOCOMODO (Madrid).
5 de junio – 24 de julio de 2015..

.
Texto:

Paciencia y barajar es la primera exposición individual de Christian García Bello en Madrid. La muestra pretende trazar una línea sobre su trabajo recorriendo la investigación del artista en los últimos años alrededor del individuo y su escala ante el paisaje.

El título hace referencia a una cita extraída del Quijote que Unamuno recogería en un artículo para hablar de su propio estado de espera, tratando de establecer un paralelismo entre el acto de barajar los naipes y el movimiento de las olas del mar. La paciencia -nombre francés del juego del solitario- entendida como no-acción y el barajar como un automatismo necesario y previo a la construcción de orden.

En ese punto entre la espera y la ordenación es donde se encuentra su trabajo actualmente. Se trata de aunar la simplificación que toda idealización requiere con un proceso de esquematización formal, pero sin perder de vista una permanente intención de construir estructuras de sentido suficientemente complejas.

Hoja de sala:

[ES · PDF]

Críticas y reseñas:

García Bello, distancia apasionada · Elena Vozmediano · [El Cultural]

Fugir para lado algum

Exposición colectiva.
28 de noviembre de 2014 — 10 de enero de 2015
Maus Habitos (Porto, Portugal)

.
Artistas:

Ángela Cuadra
Carlos Maciá
Nacho Martín Silva
Irene de Andrés
Fermín Jiménez Landa
Suso Fandiño
Diego Vites
Christian García Bello
Xurxo Chirro
Black Tulip

Comisario:

Ángel Calvo Ulloa

.
Texto:

Pedalear sobre una bicicleta estática es de algún modo viajar a ninguna parte. Sin embargo el trayecto está ahí, y la experiencia es, como remarcara Constantine Cavafy, el destino mismo de nuestro viaje. Se pregunta Adam Phillips ¿Por qué nos seduce tanto la idea de la huida, y sin embargo despreciamos a los que huyen? ¿Por qué es normal que la gente quiera escapar? ¿Qué hace la gente una vez que ha escapado? Huir a ningún lugar busca arrojar luz con respecto al acto creativo, a la capacidad o intento de evasión que supone sacar adelante un trabajo por medio del cual el artista encuentre esa brecha por la que abandonar temporalmente su cautiverio. Sin embargo, como en el caso de Houdini –al que Adam Phillips dedica su obra-, la evasión es momentánea y geográficamente apenas se desplaza de su punto de partida. El modo de operar de Houdini daba por sentado que la verdadera aventura era liberarse, más que estar libre.

Sobre mi trabajo:

Un golpe de ataúd en tierra es algo perfectamente serio

Como punto y final de esta propuesta, Christian García Bello echa mano de un verso de Antonio Machado (1875-1939), Un golpe de ataúd en tierra es algo perfectamente serio, y plantea una instalación en base a la relación de una serie de elementos cargados de una simbología fúnebre –la madera de pino, los golpeadores, los clavos o el cuero- con su propio cuerpo. Podría tratarse de un último viaje, del que realizamos en el momento de la muerte.

Texto completo:

[ES – DOC]

Créditos:

Textos: Ángel Calvo Ulloa
Fotografías: Miguel Calvo

[Más información]

Exposiciones actuales
Exposiciones futuras
  • Bajo el brazo. Entre la palma de la mano y la axila
    CaixaForum Barcelona
    Enero 2018